Tipo de Documento

Handbook, Guide or Manual (Third Edition)

Fecha de Publicación (Tercer Edición)

2009

Abstracto

Introducción

Uno de los aspectos más importantes de la atención brindada en casos de lesión de la médula espinal es la asistencia respiratoria. El capítulo anterior trataba sobre los efectos que produce una lesión de la médula espinal en su capacidad para respirar, mientras que este capítulo trata sobre la atención que se brinda a las personas que dependen de un respirador. Esta dependencia puede ser temporal o permanente según el nivel de su lesión. Consulte el capítulo anterior antes de leer este capítulo.

Vías aéreas artificiales

El primer paso para tratar de mantener una función respiratoria normal es establecer una vía aérea. Una lesión de la médula espinal no afecta su vía aérea. Sin embargo, para restablecer la función respiratoria, es necesario establecer una vía aérea artificial para que pueda funcionar con el respirador. En un primer momento, este procedimiento se realiza mediante un tubo endotraqueal (tubo ET), que se introduce a través de la nariz o la boca y en la tráquea. El tubo ET tiene un balón que se infla. Esto ayuda a evitar que el aire se escape por la nariz o la boca. El tubo ET se sujeta con una cinta a las mejillas del paciente. Proporciona un conducto a través del cual pueden suministrar aire tanto un respirador manual como un respirador mecánico.

El tubo ET se considera temporal. En caso de que el paciente necesite asistencia respiratoria durante un tiempo prolongado, es posible que se le realice una traqueostomía. Los tubos de traqueostomía son más cómodos para el paciente y, a diferencia del tubo ET, permiten que el paciente se comunique. Una traqueostomía es un procedimiento aséptico que se lleva a cabo en la sala de operaciones. Se realiza una incisión en la tráquea del paciente y se introduce un tubo más corto, similar al tubo ET. El tubo de traqueostomía se sujeta con un cordón que tiene el aspecto de un cordón de zapatos. Muchas compañías fabrican tubos de traqueostomía, y cada uno de estos tiene ventajas y desventajas. En general, el primer tubo de traqueostomía que se coloca se denomina tubo no fenestrado con manguito. Este tubo no permite que el paciente hable, y el manguito ayuda al paciente a proteger las vías aéreas de la comida, así como a evitar que el aire se escape por la nariz y la boca. Los tubos pueden adaptarse según las necesidades del paciente. El tubo de traqueostomía puede reemplazarse o cambiarse a medida que cambien esas necesidades.

(25 páginas, 648Kb)

Creative Commons License


This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 4.0 License.

Share

COinS