Tipo de Documento

Handbook, Guide or Manual (Third Edition)

Fecha de Publicación (Tercer Edición)

2009

Abstracto

Introducción

Un traumatismo súbito, como una lesión de la médula espinal, tendrá una repercusión significativa sobre usted y las personas que lo rodean. Posiblemente, algunas partes de su vida cambien mucho. Es posible que otras partes de su vida no cambien nada. Independientemente del alcance de su lesión e incapacidad, estar lesionado y tener una alteración en su vida puede plantear problemas o cambios imprevistos. Este capítulo proporciona información sobre los servicios de asistencia disponibles en Thomas Jefferson University Hospital, Magee Rehabilitation Hospital y en la comunidad.

Cómo sobrellevar una lesión de la médula espinal

Después de una lesión de la médula espinal, puede experimentar muchos sentimientos diferentes en distintos momentos, como enojo, preocupación, tristeza e, incluso, desesperanza. Es más probable que estos sentimientos se produzcan cuando tiene estrés, como cuando el cuerpo sufre cambios importantes en su funcionamiento o cuando ha estado en el hospital durante un largo tiempo. En ocasiones, estos sentimientos se expresan de la manera incorrecta, como cuando está realmente enojado con una persona o una situación, y cuando se descarga con otra persona.

Aunque usted siga siendo básicamente la misma persona por dentro, existen varios ajustes a los que se está adaptando. La rehabilitación tiene por objetivo ayudarlo a conocer cosas nuevas, tanto físicas como emocionales, para que pueda aprender a vivir con el cambio del funcionamiento de su cuerpo y todos los cambios que esto implique en su vida.

Los cambios y comportamientos emocionales que observe en usted mismo pueden sorprenderlo. Es importante reconocer que lo que está experimentando es normal y, también, que lo que es normal para usted puede ser muy diferente de las reacciones de otra persona. Realmente, si piensa acerca de ello, no sería natural no tener algún tipo de reacción. Otro aspecto para tratar en relación con todo este tema de sobrellevar la situación tiene que ver con los cambios. Este es un período de transición para usted. Su realidad hoy o esta semana puede ser diferente la próxima semana o al mes siguiente. Las personas cambian a su propio ritmo.

¿Puede hacer algo para sentirse mejor? A continuación se presentan algunas sugerencias para tener en cuenta:

• Reconocer sus sentimientos y su comportamiento como normales. • Reconocer que su situación es difícil para usted y para las personas que lo rodean.

• Tratar de entender qué es lo que más le genera estrés acerca de su afección.

• Es probable que quiera hablar con personas cercanas a usted, como familiares y amigos, y otras personas con lesión de la médula espinal.

• Considerar la posibilidad de explorar sus sentimientos con una persona capacitada profesionalmente. Hablar con alguien que ha tenido una capacitación especial en esta área tiene muchas ventajas. Además del conocimiento y las habilidades que ofrece, es probable que obtenga una perspectiva más objetiva por parte de una persona que se preocupa por usted, pero que no está involucrada emocionalmente en su vida. Además, según el profesional, lo que usted diga se mantendrá en estricta confidencialidad; existen excepciones a esta regla si usted representa una amenaza física para usted mismo o para otra persona.

• Prestar atención a lo que le ayuda a aliviar la tensión. Esto es algo muy personal: algunas personas escuchan música, hacen meditación o rezan; otras personas cierran la puerta y gritan; algunas golpean una almohada; algunas personas quieren estar solas, mientras que otras necesitan compañía.

Recuerde que todos tenemos días buenos y malos. En ocasiones, es posible que se sienta abrumado. Pero con el tiempo, desarrollará maneras de adaptarse a su situación.

(25 páginas,343Kb)

Creative Commons License


This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 4.0 License.

Share

COinS