Tipo de Documento

Handbook, Guide or Manual (Third Edition)

Fecha de Publicación (Tercer Edición)

2009

Abstracto

Introducción

Las actividades de la vida diaria (ADL, por sus siglas en inglés) incluyen comer, beber, bañarse, asearse, vestirse e ir al baño. También incluyen los traslados funcionales, la ayuda electrónica para la vida diaria (EADL, por sus siglas en inglés) y el manejo en el hogar.

En cuanto sea adecuado, se le recomendará que realice por sí mismo tantas ADL como pueda. Es posible que necesite aprender nuevas técnicas, utilizar dispositivos de asistencia para compensar la disminución en la fuerza muscular y la amplitud de movimiento, o para compensar la disminución en la resistencia.

El entrenamiento para las ADL comenzará cuando su terapeuta determine que usted tiene fuerza, equilibrio y destrezas suficientes para llevar a cabo estas tareas. Usted puede practicar estas destrezas con el terapeuta en el gimnasio terapéutico o en su cama. Su cooperación es necesaria para obtener el nivel más alto de independencia posible.

Las técnicas que se describen en las siguientes páginas han sido útiles para que muchos pacientes alcanzaran independencia parcial o total para las ADL. Algunos de los beneficios secundarios de la práctica de ADL incluyen un aumento en la amplitud de movimiento y en la fuerza muscular, aumento en la resistencia general, mejoras en el equilibrio y aumento en la flexibilidad. La independencia para realizar ADL también puede contribuir a aumentar la autoestima y la confianza.

Usted puede practicar estas técnicas y decidir con su terapeuta qué actividades son más fáciles de completar en la cama, en una silla o en una silla de ruedas. Con el tiempo, las técnicas que use para sus ADL pueden cambiar.

(23 páginas,713Kb)

Creative Commons License


This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 4.0 License.

Share

COinS